El consumo de alcohol, los dulces y los alimentos ricos en sal producen procesos de deshidratación, glicación e inflamación que provocan que la piel aparezca más apagada e hinchada

Todo el mundo reconoce esa sensación de «resaca» después de noches como la de Navidad o festivos, con síntomas como diarrea, nauseas o dolor de cabeza que se producen después de abusar del alcohol en cenas tan especiales como las de Navidad. Pero, ¿sabías que esa misma «resaca» la sufre también tu piel y que, además, acelera su proceso de envejecimiento?

Si tienes más de 40 años habrás notado que necesitas al menos 24 horas para recuperarte de de un consumo abusivo de alcohol y alimentos con alto índice glucémico. Cuando somos jóvenes, metabolizamos unas tres copas de alcohol en unas cinco horas. Cuando llegamos a los 40 años, esta metabolización necesita días. Durante esa fase nuestra piel pasa por períodos de deshidratación y glicación produciendo un declive de colágeno y elastina y una cascada brusca de envejecimiento».

 

Este es el motivo por el que, tras una noche en la que las copas están por medio, al mirarnos al espejo vemos la piel mucho más inflamada, con un tono apagado y con las líneas de expresión o incluso las arrugas mucho más marcadas. «Solemos esforzarnos en hacer en diciembre muchos tratamientos para llegar a Navidad con una piel espectacular y, en dos noches, echamos todo por la borda, ingiriendo bebidas y tomando muchos alimentos ricos en azúcares que arrancan procesos inflamatorios en nuestro organismo y que de una forma u otra se aprecian en la piel»,

 

«Los alimentos ricos en azúcar glican la piel, mientras que los muy salados la deshidratan profundamente, al igual que el alcohol. Por eso, hay que ser comedido en la ingesta de estos ingredientes».

 

   Qué alimentos debemos evitar

Alimentos ricos en azúcares: El azúcar es el principal responsable de la glicación, proceso por el que las moléculas de los azúcares se adhieren a las fibras de colágeno y, provocando que pierdan elasticidad y favoreciendo el envejecimiento de las células.

Alcohol: Una copa de vino, de cuando en cuando, es una opción permitida ya que, sobre todo el tinto, contiene polifenoles (potentes antioxidantes que protegen el organismo). Pero ten en cuenta que más de 30 gramos/ alcohol día en mujeres y más de 40 gramos alcohol/ dia en hombres se consideran dosis tóxicas

Tabaco: La inhalación de una calada genera en los pulmones más de un billón de radicales libres. Esto hace que se activen los glóbulos blancos de la sangre que recubren las arterias, produciéndose una respuesta INFLAMATORIA en el corazón y el resto de órganos del cuerpo.

 

   Cómo contrarrestar los efectos de los excesos navideños

Con una dieta rica en ingredientes antiinflamatorios, de forma que la piel y el organismo estén equilibrados. Así que toma nota de los alimentos que no deben faltar en tu dieta estos primeros días de 2021 para que nuestra piel vuelva a lucir el mismo aspecto radiante que ha desaparecido con los excesos navideños.

No olvides consumir productos ricos en antioxidantes, vitaminas o ácidos grasos esenciales, que conseguirán que tengamos mejor aspecto en este inicio de año. Salmón salvaje, aceite de oliva virgen extra, verduras de hojas verdes como brócoli, espinacas o espárragos, fresas y frutos del bosque como frambuesas o arándanos, lácteos naturales y sin edulcorar, té verde – con propiedades antienvejecimiento confirmadas científicamente – cacao puro – en pequeñas dosis es buenísimo – y, como no, agua mineral, puesto que una buena hidratación es clave para eliminar los residuos y metabolizar las grasas.

Dra. Pilar Esteban Delgado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.