Durante las fiestas de Navidad es habitual que aumente el consumo de alimentos hipercalóricos, sobre todo a expensas de azúcares, harinas, grasas saturadas y aumento del consumo de alcohol, pero podemos realizar pequeñas estrategias que cuiden de tu salud y del sistema digestivo durante estas fiestas, te hago las siguientes propuestas:

De aperitivo empieza tomando alimentos con alto contenido en fibras como aperitivos con vegetales, cruditos y productos proteicos como ibéricos, mariscos, crustáceos, almejas.

Como propuesta de primer plato elige una ensalada sin salsas añadidas y aderezada con AOVE, o crema de verduras o sopas de marisco o carnes.

De plato secundario carnes y pescados frescos cocinados al vapor o al horno, con pocas salsas y acompañada de una guarnición de verdura o ensalada, puede ser una buena opción.

De postre, elige fruta y porque no algún dulce, pero con moderación.

· Come despacio y mastica muy bien los alimentos, haz pausas entre bocado y bocado.

· No hables de forma acalorada mientras comes para evitar la entrada de aire que pueda generar aumento de gas y distensión abdominal.

· Evita el consumo excesivo de sal y salsas procesadas que pueden aumentar la tensión arterial y retener líquidos.

· Modera el consumo de alcohol, alterna durante la comida con aumento de agua para rebajar las bebidas alcohólicas.

· Tras las comidas intenta mantenerte activo, con alguna caminata relajada con caminar unos 30 minutos es suficiente.

Y recuerda que no son fechas para preocuparse por disminuir el peso, con mantenerlo es suficiente.

✅Consulta con tu médico si tienes cualquier restricción alimentaria o intolerancia para adaptar el menú a tu estado de salud.

✅Estas recomendaciones también son aplicables a cualquier comida de trabajo o familiar en cualquier época del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.