Vitamina D (Colecalciferol): juega un papel fundamental en la homeostasis del calcio y el fosfato, manteniendo sus concentraciones normales necesarias para la mineralización del hueso y la función muscular promueve la absorción de calcio de los alimentos y la fijación del calcio óseo, así como la reabsorción de calcio en el riñón.

Pescados grasos, aceite de hígado de bacalao, leche, margarina, yema de huevo. También se produce por la acción solar sobre el 7-de hidrocolesterol de la dermis.

El déficit produce hipocalcemia y mala mineralización ósea (adulto osteomalacia) en niños produce raquitismo. La falta de exposición solar es la causa más frecuente si se une a déficit en dieta.

 

Las dosis recomendadas diarias son:

  • Hombres y mujeres adultos 5 microgramos/día.
  • A partir de los 50 años 10-15 mcg/día.
  • Embarazadas, mujeres lactantes y adolescentes 10 mcg/día. Durante el embarazo no deben superarse los 10 mcg/día (400 UI). Como colecalciferol 1 mcg = 40 UI de vit. D.

La suplementación con vitamina D debe estar supervisada por profesionales sanitarios ya que los estados Hipervitaminosis por Vitamina D pueden producir patologías como:

  • Hipercalcemia: Aumento de calcio en el hueso
  • Osificación cartílago craneal. Parada desarrollo mental
  • Deformación huesos de la cara
  • Incapacidad de concentrar la orina, nocturia, poliuria.
  • Depósitos de calcio en tejidos blandos: vasos (aterosclerosis), corazón, riñón (cálculos), pulmón.
  • Desprendimiento retina, inflamación iris, atrofia óptica
  • Debilidad, cansancio, fatiga, náuseas, vómitos
La sobredosis ocurre en más de 50 A 100 veces cantidad recomendada, durante meses.  La sobredosis aguda requiere sobre 4.000.000 IU.
 
Los alimentos no se han conocido como causa de la sobredosis.
 
 No olvide consultar con su médico especialista antes de iniciar cualquier tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.