Hablamos de cómo llega la Navidad y con ella las cenas, comilonas y festejos donde solemos aumentar el consumo de alimentos azucarados.

En muchas ocasiones estas trasgresiones pueden provocarno síntomas de sensación de ácidez, reflujo, disconfort abdominal por saciedad precoz, pesadez tras las comidas, distensión y gas abdominal y ocasional sensación de nauseas.

El reflujo es otra entidad que puede estar relaciona con la acidez, pero que se diferencian porque en el reflujo hay un paso de contenido gástrico ácido, y a veces no ácido, desde el estomago hacia el esófago produciendo síntomas de pirosis o ardor retroesternal en sentido ascendente que puede alcanzar la garganta dejando un sabor metálico o amargo en la boca, estos síntomas pueden ocasionar lesiones mucosas en esófago, cavidad oral y orofaringe.

El reflujo se puede producir por anomalías estructurales en el esfínter esofágico inferior como la hernia hiatal o también por el efecto de algunos alimentos en la relajación del esfínter esofágico inferior como comidas muy copiosas, grasas, procesados… que favorecen que la secreción ácida ascienda hacia el esófago y produzca los síntomas.

Para escuchar el primer podcast pincha en el siguiente enlace

En el segundo podcast hablamos de aspectos tan interesantes como de que varios estudios han revisado los efectos de antioxidantes, los carotenoides y los ácidos grasos para la mejorar el aspecto de la piel. El alto consumo de verduras, legumbres y aceite de oliva, disminución de azucares refinados, consumo de vitamina C se mostró una mejor apariencia de la piel.

Muy agradecida a FarmaSchool por contar conmigo para este tipo de iniciativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.